Un Pereirano en las grandes ligas de la investigación científica mundial

Compartir esta publicacion

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email
CIENTIFICO. Luis Jaime Valencia, un talento pereirano residenciado en LondrEs, hace parte de uno de los más grandes centros de investigaciones científicas del mundo. Esta es la historia, hasta ahora desconocida, de un egresado de la UTP que brilla con luz propia en el exterior.

Posted on junio 23, 2019 En Personaje, Sección D

Cuando el Presidente Iván Duque realizó en Londres la semana pasada una visita oficial al Francis Crick Institute, uno de los centro de investigación científica más grandes del planeta, se encontró con la sorpresa que dos colombianos hacían parte del grupo de tres personas que le haría la presentación del instituto y de las labores que allí adelantan.

Para tener una dimensión de la importancia de este centro, hay que empezar por decir que el Francis Crick Institute ocupa unas instalaciones que costaron 700 millones de libras esterlinas, ejecuta un presupuesto anual de 100 millones de libras esterlinas y alberga a 1250 investigadores de todo el mundo, entre ellos varios colombianos, así como a 1500 personas de apoyo.

En su visita al instituto, el Presidente Duque estuvo acompañado por Sir Paul Nurse, premio Nobel de Medicina 2001 y Mark Walport, directivos del Instituto; y la profesora Federica Di Palma, miembro de la Misión de Sabios de Colombia. Y allí, el trío que le brindó la recepción a la comitiva presidencial y le expuso los trabajos que se están realizando, estaba integrado por Max Gutiérrez, un investigador argentino vinculado a la Universidad Industrial de Santander, Paula Ordoñez de Colombia y Luis Jaime Valencia Ceballos, también colombiano y para más señas de Pereira.

En su cuenta de twitter, el Presidente Duque difundió un video en compañía de los tres investigadores y el director del instituto, en donde dijo:

“Estamos acá en Londres, en el Francis Crick Institute, uno de los institutos más importantes para la investigación científica aplicada a la innovación social, para atender muchísimos retos del desarrollo y particularmente los de la salud. Y me llena de orgullo de estar aquí con Sir Paul Nurse, que es el alma de esta institución, pero también de estar acompañado por tres investigadores: Max , Luis y Paula. Y Luis y Paula son compatriotas nuestros colombianos”.

En el caso de Luis Jaime Valencia, su trabajo de investigación científica está enfocada en los temas de malaria.

¿Quién es Luis Jaime?

Aunque a muchos de sus compatriotas el nombre de Luis Jaime Valencia Ceballos poco les diga, lo cierto es que hoy por hoy es uno de los más importantes científicos e investigadores del mundo.

Es egresado de Ingeniería Mecánica de la Universidad Tecnológica de Pereira en 1982, se radicó en Londres en donde realizó estudios de maestría en los efectos económicos y ambientales del uso de energía y luego otra en su aplicación en los refrigeradores domésticos en la Universidad de Cranfield y luego adelantó estudios de biología molecular. Se trata de una universidad pública británica de posgrado y basada en la investigación que se especializa en ciencias, ingeniería, tecnología y administración.

Está casado, es padre de tres hijos y tiene dos nietos, con quienes vive en la capital de Gran Bretaña. Su madre, Inés Ceballos, que está próxima a cumplir 99 años reside en el barrio El Jardín Primera etapa, en la misma casa donde se estableció la familia Valencia Ceballos una vez finalizaron los Juegos Deportivos Nacionales en 1974. Como se recordará las viviendas de esta urbanización se utilizaron como Villa Olímpica para albergar a los atletas participantes en esos juegos.

Su trabajo en Londres

Valencia Ceballos, en diálogo con EL DIARIO, explicó que el Francis Crick Institute, al cual está vinculado desde su creación, está dedicado a la investigación básica, la cual obedece o está guiada por la curiosidad y la intuición del investigador. El instituto cuenta con más de 100 grupos de trabajo cuya tarea científica se enfoca en campos como los desarrollos genéticos, el cáncer, la inmunología, entre otros.

“Modelamos enfermedades en ratones y en peces, tales como tuberculosis, malaria, cáncer y otras enfermedades causas por virus y bacterias”, explicó Valencia Ceballos.

En su caso particular, este científico hace parte de un grupo de investigación que está explorando y construyendo conocimiento sobre la malaria y el cáncer. “Estamos buscando las razones por las cuales existe malaria en Colombia. Esta es una enfermedad con un alto costo humano, alrededor de 200 millones de personas afectadas en el mundo y un promedio de 500.000 muertes anuales, en especial niños y mujeres en embarazo. El problema es grave y el instituto lo que hace es combatir el problema con el apoyo de cinco laboratorios que están trabajando para encontrar una solución”, anotó Valencia.

Con respecto del uso de ratones y peces en estas investigaciones, señaló que se está aplicando, en el marco de la regulación legal existente, una especie de políticas de las tres R: reemplazar (empleo de otros medios de ensayo), reducir (disminuir la cantidad de ejemplares utilizados) y refinar (ofrecerles las mejores condiciones de vida).

Frustración local

Pero no todo es color de rosa en la vida de este científico pereirano. E, irónicamente, su principal frustración tiene que ver con su propio territorio, en donde ha venido planteando la necesidad de constituir un parque tecnológico que permita recoger todos los descubrimiento y avances científicos en innovaciones que se conviertan en proyectos realizables, mediante una alianza entre la academia, el estado y la empresa privada, tal como ha ocurrido en otros países del mundo.

“Ello no solo contribuirá a fortalecer la economía regional, sino que derivará también en la creación de empleo y en la generación de más ingresos para el Estado por la vía de las contribuciones y los impuestos”, anota.

Con cierta nostalgia, Valencia Ceballos señala que cuando estuvo el año pasado en Pereira promoviendo esa idea, una especie de Silicon Valley en predios de la UTP en Pereira, no fue escuchado, incluso algunos funcionarios del gobierno no lo recibieron y otros lo hicieron con indiferencia y hasta desdén. “Nadie paró bolas”, anotó, empleando una expresión bien coloquial. Y, paradójicamente, ahora con la visita del Presidente Duque al Francis Crick Institute es cuando se ha empezado a reconocer todo el importante trabajo científico que está realizando Valencia Ceballos muy lejos de su tierra natal.

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe actualizaciones y aprende de los mejores

Más para explorar

Noticias

Colombia 2032

Autor video: Hernan Roberto Meneses Merin